1 año

Juegos para niños de 1 año

En el siguente video la psicóloga Pilar Rodriguéz nos enseñara juegos apropiados para niños de esta edad.  

 

UN NUEVO AÑO DE JUEGOS

Al cumplir el año de vida tu hijo podrá hacer muchas más cosas nuevas. Estos simples juegos ayudarán a que tu bebé crezca de manera sana y feliz.

Imagínate que el osito o la muñeca favorita de tu hijito es real: haz que camine, que se vaya a dormir y que salte de un lado a otro del cuarto. Inclúyela en las actividades diarias, siéntala en la mesa para merendar, por ejemplo y ponle un babero para que coma. Hablar de lo que estás haciendo le ayudará a tu hijo o hija a comprender el lenguaje. Actúa de forma alegre a veces y otras con tristeza, para que pueda aprender acerca de los sentimientos y emociones, así como a desarrollar su imaginación.

Si tu bebé se está parando en sus pies e intentando caminar, ayúdale a practicar con un juego de jalar y empujar. Usa un objeto que pueda moverse con facilidad como una silla de plástico del tamaño de un niño o una caja de plástico para juguetes llena de juguetes blandos. Mientras se sujeta a los bordes para obtener apoyo, puedes sostener el otro lado y mantenerlo estable. Luego estira despacio de la caja hacia tu lado para animarle a que dé un paso adelante. Pronto comenzará a empujar mientras tú jalas con suavidad. Esto hará que aumente su confianza para cuando comience a caminar él solo.

Probablemente tu hijo podrá mantener ya sus manos abiertas, pero puede que todavía pase un tiempo hasta que dé palmadas él solo. Por ahora, dalas con él, o déjale que sujete tus manos mientras tú las das. Siéntate en el piso, frente a él, mirándolo y canta canciones en las que se den palmadas, como “Palmas palmitas, que viene papá, tócalas pronto, ¡que en casa está ya!”. Esto alentará sus habilidades con el lenguaje así como su coordinación entre manos y ojos.
De la misma forma en que le gustaba jugar a “No está, sí que está” cuando era un bebé (cuando escondías tu cara entre las manos y luego se la enseñabas), a tu hijito le gusta ahora jugar al escondite. Por la mañana pueden tomar turnos para esconderse bajo las sábanas de la cama; a la hora del baño, usa una gran toalla para esconderte bajo ella. Para más diversión puedes ir tocando su cuerpo oculto bajo la sábana y preguntando “¿esto es una pierna?, ¿esto es un brazo?”. Los juegos como este ayudan a tu hijo a entender que, sólo porque no vea algo, no quiere decir que no esté ahí. Para variar, cuando esté enrollado en una toalla y con la cabecita cubierta, llévalo a otro cuarto. Cuando le quites la toalla estará encantado de ver que ha cambiado de lugar.

En un día soleado, lleva un juego de té de plástico fuera y llena un cuenco grande con agua. Imagina que has ido “a tomar el té” y anima a tu hijito a que llene la tetera para servirlo. Este divertido juego desafiará las habilidades de coordinación de tu hijo y le ayudará a entender las propiedades del agua; por ejemplo que siempre fluye hacia abajo y no hacia arriba.
Esto requiere un poco de concentración y se juega mejor cuando tu hijo está más descansado. Usa sus bloques de construir para hacer patrones simples, como tres en fila o dos arriba y dos abajo para crear un cuadrado. Anímale a usar otros bloques para que pueda copiar tu patrón. Después dile que él haga otro patrón y tú lo copias. Clasificar objetos según sus formas estimula la capacidad de tu hijo para resolver problemas.

Da un paseo con tu hijo y llévate un cubo contigo. Puedes coleccionar pequeñas cosas que le interesen a tu hijo como piedras, hojas y piñas. Tu hijito querrá llevar el cubo, pero no te sorprendas si tira todo el contenido y quiere empezar de nuevo. A los niños de esta edad les encanta llenar recipientes… ¡para volver a vaciarlos de nuevo! Mientras tanto, estará practicando sus movimientos de la mano y desarrollando destreza manual.

Cuanto tu hijo ya este caminando pon algunos minutos de varias piezas de música que vayan bien como acompañamiento de determinadas acciones, por ejemplo, algo con un ritmo fuerte y sonoro para que tu hijo pueda caminar como un elefante o muy silencioso para que se imagine que esté pasando por al lado de un león durmiendo y no debe despertarlo. Desfilar como soldados al ritmo de la música es también muy divertido y suficientemente fácil para que la mayoría de los niños pequeños lo puedan hacer. Estos juegos ampliarán su imaginación y desarrollarán su sentido del ritmo.

Toma una gran toalla o una manta, sácala al jardín y recuéstate en ella con tu hijo. Dile que cierre los ojos y que escuche atentamente. Después de un minuto o así pregúntale qué es lo que puede oír y dile lo que tú has escuchado: el aire en los árboles, el canto de un pájaro, el ruido de un auto al pasar. Es una buena forma de ayudarlo a desarrollar su capacidad de escuchar.

A los niños les encanta que les persigan y a los padres les suele encantar perseguir a sus niños pequeños. El objetivo de este juego es ser atrapado, especialmente si tu hijo sabe que recibirá un gran abrazo y un beso cada vez que consigas atraparlo. Para variar el juego, pretende que eres diferentes tipos de animales: un león que ruge o un ratoncito. Cuando tu hijo te atrape, déjale que se divierta. Es un gran juego para quemar la energía de tu bebé, ¡y la tuya también!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s